Al hacer uso de la palabra, durante su encuentro con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el magnate norteamericano y candidato republicano de Donal Trump, reiteró entre otras cosas su intención de levantar un muro entre ambas naciones para frenar el flujo de indocumentados y devolver a los americanos empleos y su poder salarial perdido en los últimos años, así como revisar el TLC que según él ha sido desventajoso para EU.

A continuación reproducimos íntegramente las cinco metas compartidas que, a decir  de Trump, se tienen que trabajar conjuntamente con México para alcanzar «la prosperidad y la felicidad».

Número uno. Poner fin a la inmigración ilegal, no solamente entre nuestros dos países, sino incluyendo la inmigración ilegal de centro y sudamericanos, así como de otras regiones que impactan la seguridad y las finanzas, tanto en México como en Estados Unidos.

Esto es un desastre humanitario; los caminos peligrosos utilizados por pandillas y cárteles, y los peligros físicos extremos que deben ser resueltos, deben ser resueltos rápidamente.

No es justo para las personas, en ninguna parte en el mundo, podríamos decir ciertamente no es justo para el pueblo de México ni tampoco para el pueblo de los Estados Unidos.

Número dos. Tener una frontera segura es un derecho soberano y es mutuamente benéfico.

Reconocemos y respetamos el derecho de cualquiera de los dos países de construir una barrera física o un muro en cualquiera de sus fronteras para detener el movimiento ilegal de personas, drogas y armas.

La cooperación para lograr este objetivo compartido, y será un objetivo compartido para la seguridad de todos los ciudadanos, es primordial, tanto para Estados Unidos como para México.

Número tres. Desmantelamiento de los cárteles de la droga y poner fin al flujo de drogas, armas y fondos ilegales que cruzan nuestras fronteras.

Esto solamente se puede hacer con cooperación, inteligencia y compartiendo también la inteligencia y operativos conjuntos entre nuestros países. Es la única manera en que esto va a suceder.

Número cuatro. Mejorar el TLCAN.

El TLCAN es un acuerdo de 22 años, que tiene que ser actualizado para reflejar la actualidad.

Hay muchas mejoras que se pueden hacer, que harían que tanto México como Estados Unidos sean más fuertes y conserven la industria en nuestro hemisferio. Tenemos una tremenda competencia de China y de todo el mundo, tenemos que conservarlo en nuestro hemisferio.

Los trabajadores en ambos países necesitan aumentos salariales desesperadamente. En los Estados Unidos han pasado 18 años, 18 años en que los salarios han caído. Mejorar los estándares salariales y las condiciones de trabajo crearán mejores resultados para todos los trabajadores en particular; hay mucho valor que se puede crear para ambos países trabajando bellamente juntos. Y estoy seguro de que esto sucederá. 

Número cinco. Conservar la riqueza manufacturera en nuestro hemisferio. Cuando los empleos salen de México, los Estados Unidos o Centro América y se van a otros países, incrementa la pobreza y la presión en los servicios sociales, así como la presión en la migración transfronteriza; una presión tremenda.