• Fenómenos naturales aunados a las malas prácticas turísticas afectaron las colonias de coral en el Pacífico Mexicano. Más del 50% del coral sembrado se adhirió exitosamente al sustrato marino.

 

En el Pacífico mexicano, ocurre un conjunto de fenómenos oceanográficos naturales como el niño y la oscilación decadal. Estos fenómenos, producen un cambio de temperatura en el agua, que tiene un impacto sobre los corales y se refleja en el blanqueamiento de los mismos. Además, el cambio climático, también induce un aumento en la temperatura marina, lo cual agudiza el blanqueamiento. Durante los últimos tres años se ha observado que muchas de las colonias de coral en el Pacífico de nuestro país han sufrido este tipo de daños.

El impacto de estos fenómenos naturales actúa de manera sinérgica con las malas prácticas turísticas. El turismo desordenado provoca el rompimiento de corales por el pataleo con aletas de los visitantes, lo cual impide su recuperación. Esto fue lo que sucedió en la Playa de Amor, ubicada en el Parque Nacional Islas Marietas, en la Bahía de Banderas.El ecosistema marino, poseedor de una gran riqueza biológica inició un acelerado proceso de deterioro por diversas causas que pusieron en riesgo la biodiversidad y belleza del sitio, así como los servicios ambientales que genera.

Por todo lo anterior, el pasado 9 de mayo la CONANP determinó su cierre temporal, para iniciar un ambicioso programa de restauración y reordenamiento, que hoy ha rendido resultados altamente satisfactorios.

 Una historia de éxito

Las tareas de restauración realizadas durante los últimos tres meses incluyeron la traslocación de 550 fragmentos de coral de diferentes especies del género Pocillopora, de las cuales, más del 50% se han fijado exitosamente al sustrato marino y están en buenas condiciones para continuar su crecimiento.

Las labores de restauración y evaluación están a cargo del Dr. Amílcar Leví Cupul Magaña, Director del Centro de Investigaciones Costeras, de la Universidad de Guadalajara, quien señala, que los resultados altamente satisfactorios permiten reabrir la playa, pero con una capacidad de carga limitada, para no interrumpir los trabajos de restauración y monitoreo, mismos que serán homologados con los métodos y técnicas que la CONANP está implementando en los arrecifes de coral en diversas áreas protegidas en el Pacífico Mexicano.

De acuerdo con el reporte entregado por el especialista, la superficie de coral vivo se ha incrementado, y se espera que en dos meses, poco más del 80% de los fragmentos de coral sembrado se adhieran al sustrato. (Informe de la Universidad de Guadalajara sobre la restauración en el PN Islas Marietas)

La recuperación del coral permite la reapertura de la Playa

La Playa del Amor podrá ser visitada de nuevo, pero con estrictas disposiciones que eviten la afectación de los ecosistemas del Parque Nacional Islas Marietas y que permitan al visitante una experiencia de mayor calidad para poder disfrutar de este paisaje natural, y dar certidumbre a largo plazo a los prestadores de servicios turísticos de contar con un sitio único y en buen estado.

La reapertura de la playa es posible gracias a que la evaluación efectuada por expertos de la Universidad de Guadalajara, comprobó que la restauración ecológica de las colonias de coral en esa zona del parque progresa de manera satisfactoria.

Para hacer posible su reapertura la CONANP diseñó un mecanismo más ordenado y sustentable para su visitación, consensuado con los prestadores de servicios turísticos que incluye lo siguiente:

 

Ø  La Playa del Amor podrá ser visitada en grupos de máximo 15 personas que tendrán acceso bajo la supervisión de personal autorizado durante las mareas bajas a fin de garantizar su seguridad.

 

Ø  Cada grupo dispondrá de 30 minutos desde que bajan de la embarcación para entrar a la Playa del Amor y salir de una manera ordenada únicamente por un carril de acceso delineado por boyas.

 

Ø  El visitante usará obligatoriamente cascos y chalecos de flotación.

 

Ø  NO se permitirá utilizar ningún tipo de aletas, visor ni esnorkel.

 

Ø  Cada grupo podrá ingresar hasta que llegue su turno, en una secuencia ordenada y supervisada por el personal del Parque Nacional.

 

Ø  La capacidad de carga de visitantes por día en la Playa del Amor, no deberá exceder a 116 visitantes diarios como máximo.

 

Ø  NO se permitirá ningún tipo de buceo frente a la entrada de la Playa del Amor para evitar daños a los sistemas coralinos.

 

Ø  Los prestadores de servicios que lleven visitantes a la Playa del Amor, deberán contar con la autorización correspondiente, realizar el pago de derechos que por ley deben efectuar los visitantes y en secuencias coordinadas por el personal del Parque Nacional.

 

Ø  No podrán ingresarembarcaciones con más de 15 pasajeros a las áreas de uso público y restringido, señaladas en el Programa de Manejo. Esta medida evitará que el turismo masivo ponga en riesgo la salud de los ecosistemas.

 

Ø  La Playa del Amor estará cerrada dos días a la semana, todos los lunes y martes. Esto permitirá realizar labores de mantenimiento, actividades de manejo y monitoreo en el Parque Nacional.

 

Antes del cierre temporal aplicado por la CONANP, la visitación desordenada en las temporadas altas de turismo en la Playa del Amor llegó a recibir hasta 3,000 personas por día pero sin lograr disfrutar de su belleza escénica y causando graves daños a los ecosistemas del sitio.

Ahora, las personas que visiten la Playa del Amor, además de tener una experiencia más plena con la naturaleza, podrán ingresar con menor riesgo de accidentes y con un mayor respeto y cuidado de los ecosistemas que ahí se protegen.

 

CORAL

 

La reapertura de la Playa del Amor obedece también al interés de la CONANP para que las ANP favorezcan a las poblaciones locales a través de la derrama económica que este atractivo representa para los prestadores de servicios turísticos, particularmente de aquellos que antes eran pescadores, y que ahora participan de una actividad sustentable que no pone en riesgo la conservación de la biodiversidad para la cual se estableció esta área protegida.

Es importante destacar la participación responsable de los prestadores de servicios turísticos de los Estados de Nayarit y Jalisco que siempre observaron las disposiciones de la CONANP, anteponiendo la conservación del Parque Nacional respetando el cierre temporal de la Playa del Amor. Además de participar activamente en labores de limpieza, monitoreo y vigilancia.

Para reforzar las medidas, se ha diseñado una serie de buenas prácticas y recomendaciones que serán difundidas a visitantes y prestadores de servicios a fin de que contribuyan de manera pro-activa con el cuidado de los ecosistemas del Parque Nacional.(Buenas Prácticas en el PN Islas Marietas). Sin embargo, se aplicarán las medidas necesarias, si la CONANP determina que existe algún riesgo de daños a la salud del ecosistema.Infografia-Apertura-Playa-del-Amor

Otra acción importante emprendida por la CONANP para aprovechar el potencial turístico de Islas Marietas,  es la reciente apertura (10 agosto) de un nuevo atractivo que permitirá ampliar el disfrute de la naturaleza en esta área protegida. Se trata de un sendero en la Isla Larga, destinado a que los visitantes interesados puedan apreciar el comportamiento de aves marinas residentes y migratorias.

Por su importancia ecológica, El Parque Nacional Islas Marietas, es reconocido internacionalmente como Sitio Ramsar (2004), Sitio Serial de Patrimonio Mundial Islas del Golfo de California de la UNESCO (2005), y Reserva de Biosfera del Programa MaB de la UNESCO (2008).

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (CONABIO), esta zona es de gran importancia para la conservación de aves de México.Es hogar de más de 92 especies, como el “bobo café” (Sula leucogaster), “el bobo de patas azules” (Sula nebouxi), la fragata (Fregata magnificens) y la gaviota ploma (Laurus heermanni), la pardela de Revillagigedo (Puffinus auricularis), y paño negro (Oceanodroma melania), estas últimas en peligro de extinción.

El PN se encuentra dentro del área de reproducción de la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) y otras 10 especies de cetáceos. En sus aguas se encuentran, la Tortuga Golfina (Lepidochelys olivacea), la manta gigante (Manta birostris), la raya espina (Dasyatis brevis), el tiburón martillo (Sphyrna lewini), tiburón sedoso (Carcharhinus falciformis) y tiburón toro (Carcharhinus taurus). El sitio alberga también 15 especies de corales formadores de arrecifes como; Pavona gigantea, Pocillopora verrucosa, y Porites panamensis

 

MÁS INFORMACIÓN AQUI:http://entorno.conanp.gob.mx/docs/Sistema-de-visitacion-PNIM.pdf