23 junio, 2024

Suicidio principal causa de fallecimientos de los hombres en México

Ciudad de México, 16 de noviembre.- En México ocho de cada 10 fallecimientos en varones ocurren por suicidios, las causas van desde depresión hasta dificultad para vivir, cáncer de próstata y el testicular, depresión, ansiedad y adicción al alcohol, trastornos que más afectan a los hombres.

Temas de salud en el sexo masculino, que se busca sensibilizar entre la población, como una de sus premisas en jóvenes y adultos, en la conmemoración este 19 de noviembre del Día Internacional del Hombre.

En septiembre de este año, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), refirió que el 2021 fue el más crítico -el segundo año de la pandemia por el Covid-19-, cuando se presentó la tasa más alta de suicidios: 10.9 hombres y 2.4 mujeres por cada 100,000 fallecidos, en tanto que la edad de mayor prevalencia ha ocurrido entre los 19 y 25 años de edad con 11.6 por cada 100,000 personas.

El aumento en la tasa de suicidios en hombres y mujeres ha sido significativo, y otras de las causas al fenómeno están el bienestar social, emocional, físico y espiritual.

Para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las tasas de suicidio masculino representan aproximadamente el 79 por ciento de todas las muertes por suicidio en las Américas.

De acuerdo al Grupo Punto de Partida, “la tasa de suicidios es más alta en los países en desarrollo, ya que los hombres se enfrentan a mayor presión y dificultad para vivir. En México, el machismo está ligado a muchos casos, y en culturas más conservadoras, los hombres se quitan la vida al sentir que fracasaron como proveedores o protectores de su familia.

“También se normaliza el abuso de sustancias, como alcohol o drogas como una ´anestesia´ o solución a los problemas, esto puede ser síntoma de depresión o de otro tipo de condiciones psicológicas que empeoran el problema”, compartió el doctor Aaron Gastelum Sobampo, director médico de Grupo Punto de Partida.

Expertos señalan que el machismo y la falta de comunicación contribuyen a que los varones encierren sus emociones, y es que la sociedad cría a los hombres para que sean “fuertes”, además de que se espera que nunca estén pasando por momentos difíciles. «Esto ha sucedido en gran parte de las culturas desde el inicio de la civilización, tanto así que existe la famosa frase ‘Los chicos no lloran’, añade el especialista.

Algunos estudios demuestran que los hombres son hasta 32 por ciento menos propensos a visitar a un psiquiatra o psicólogo que las mujeres, dato que se puede vincular con la poca frecuencia para atender su salud mental, esto los hace más proclives al consumo de sustancias, tener conductas de riesgo, ira y frustración, y al suicidio.

La Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado 2021 (ENBIARE), arrojó en su apartado de “Satisfacción con la vida actual” de 2021 que de la población de 18 y más años, 56.2 por ciento declaró sentirse satisfecha; 32.1 por ciento, moderadamente satisfecha; 8.7 por ciento, poco satisfecha y 3.7 por ciento señaló sentirse insatisfecha con su vida en general.

En el análisis por sexo, señala que 10.4 por ciento de los hombres se siente poco satisfecho o insatisfecho.

“Los problemas financieros, la pérdida de un ser querido, una relación difícil, cambios importantes en la vida, problemas laborales o una situación estresante pueden desencadenar la depresión en algunos hombres. Quienes están deprimidos pueden parecer agresivos o irritables en vez de estar tristes.

“Sus familiares, amigos e incluso médicos no siempre reconocen la ira como síntoma de depresión”, comentó el doctor en psicología por la UNAM, Everardo Castro, del equipo de expertos del Grupo Punto de Partida.

¿POR QUÉ LOS HOMBRES NO HABLAN SOBRE SALUD MENTAL?

Algunas de las respuestas más comunes son: he aprendido a afrontarlo; no deseo ser carga para nadie; me da mucha vergüenza; existe un estigma negativo en torno a este tipo de cosas; no quiero admitir que necesito apoyo; no quiero parecer débil; no tengo con quién hablar.

Señales de advertencia: cualquier cambio significativo en el comportamiento o el estado de ánimo es señal de advertencia de que un varón puede estar pensando en suicidarse, por ejemplo: perder el interés en un pasatiempo o actividad que antes disfrutaba; desconectarse de amigos o familiares (no llamar tanto, no salir).

“Aumento del consumo de alcohol y/o drogas; mayores niveles de irritabilidad o ira; negar o no experimentar sentimientos y emociones; hacer comentarios casuales o inusuales de desesperanza o expresar sentimientos de ser una carga para los demás; hablar de querer morir o quitarse la vida; buscar una manera de quitarse la vida o ya teniendo un plan”.

«Generalmente, cuando un hombre padece un trastorno de ansiedad tiene altos niveles de estrés que pueden afectar su desempeño laboral al tener que esforzarse más para poder realizar las tareas requeridas.

“También, constantemente duda de sus capacidades para llevar a cabo sus responsabilidades», menciono el experto en temas de autolesiones no suicidas, abuso sexual, adicciones y agresión entre otros, Everardo Castro.

“La única forma de mejorar es no tener miedo a hablar de salud mental y acudir con un especialista. Ser hombre no hace que mágicamente desaparezca la depresión u otras condiciones de ese tipo. Se necesita apoyo, hablar sobre el problema y solucionarlo, de lo contrario, puede empeorar hasta que se vuelva tan abrumador que será cada vez más difícil de solucionar», indicó Aaron Gastelum. (Redacción MEXICAMPO).

 

About The Author