Senadores de la República aprobaron con 89 votos a favor y 23 en contra, suprimir el fuero al Presidente de la República y pueda ser juzgado por cualquier delito, aunque será dicha instancia legislativa la única en el país, en atender cualquier acusación conforme a los términos del artículo 110 de la Constitución.

Previamente, la Cámara Alta votó en contra del dictamen de las comisiones, el cual incluía modificaciones a la minuta de la Cámara de Diputados, que pretendía eliminar también el fuero a los integrantes de las Cámaras del Congreso de la Unión.

Se respaldó el voto particular, presentado por el senador José Alejandro Peña Villa, del partido Morena, para que el proyecto de decreto se aprobara con el contenido original de la Cámara de Diputados.

Se avaló establecer en el artículo 108, que durante el tiempo del encargo, el Presidente de la República podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano común.

De esa forma, conforme al artículo 110 y 111 constitucional, solo podrá proceder penalmente contra el Jefe del Ejecutivo la Cámara de Senadores, misma que resolverá con base en la legislación penal aplicable.

El senador Ricardo Monreal Ávila, detalló, que se acordó votar la iniciativa, presentada de manera unánime por todas las fracciones parlamentarias el jueves pasado, la cual eliminaba también el fuero constitucional a senadores y diputados federales, aunque ante el Pleno se aprobó un “segundo paso”, como mantener el fuero para los legisladores, subrayó.

Opinó que valió la pena dar “una gran discusión doctrinaria respecto si lo que se está eliminado es fuero o inmunidad, así como los alcances y consecuencias de esta modificación constitucional”.

El senador Julen Rementería del Puerto, del PAN, se pronunció por eliminar también el fuero a senadores y diputados, con la finalidad de no darle al titular del Ejecutivo Federal esa narrativa donde el presidente diga “solamente yo me puedo sacrificar y ahora les pido a los legisladores que también lo hagan”.

La senadora Verónica Delgadillo García de Movimiento Ciudadano, indicó que dejar el fuero en el pasado es combatir la corrupción y ese pasaporte de impunidad. “El fuero es un símbolo del pasado de un régimen autoritario, corrupto e insensible que ha sido caracterizado por el abuso de poder y la impunidad de la clase política”, por lo que su partido votaría a favor de desaparecer el fuero para el presidente y “para senadoras, senadores, diputadas y diputados”.

En tanto, la senadora Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre, del PT, afirmó que con la eliminación del fuero ahora sí el pueblo verá en el Presidente de la República a un verdadero representante social que podrá ser enjuiciado por delitos de traición a la patria, “porque nada ha sido más dañino que la corrupción que ha permeado desde arriba hacia abajo en el ejercicio del poder”.

La senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena, de Morena, aseguró que los conceptos de no mentir, no robar y no traicionar que jura el Ejecutivo, ahora serán realidad, después de que el pueblo fue víctima de aquellos que se sirvieron del poder-

Por otro lado, Xóchitl Gálvez Ruiz, del PAN, aseguró que con ese dictamen no se le está quitando el fuero al Presidente de la República, sino que solamente se están ampliando los delitos por los que puede ser juzgado. “Es inadmisible seguir aceptando esta farsa”.

Juan Manuel Fócil Pérez, senador del PRD, enfatizó que para que la reforma sea histórica, se debe concretar la reforma para que también se acote el fuero de los legisladores federales, pues “ningún servidor público debe tener protección” y todos tienen que cumplir con la ley, igual que cualquier ciudadano.

El legislador José Erandi Bermúdez, de la bancada del PAN, señaló que es mentira que se quite el fuero presidencial, pues, para eliminar realmente esta figura, debería derogarse el artículo de la Constitución. Detalló que para que efectivamente se retire la inmunidad que tanto daño ha hecho a la ciudadanía, los servidores públicos deben ser juzgados por el Ministerio Público y no por el Congreso de la Unión.

El proyecto de decreto fue enviado a las legislaturas de las entidades federativas para sus efectos constitucionales por las reformas a los artículos 108 y 111 de la Constitución. (Redacción MEXICAMPO).