Ciudad de México, 4 de abril.- Para el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, dentro de la política agroalimentaria que tiene el objetivo de alcanzar la autosuficiencia alimentaria, se debe de promover la transformación rural del país, que sea inclusiva, para reducir la pobreza y las desigualdades.

En su participación a distancia en la 37 Conferencia Regional para América Latina y el Caribe (LARC) de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), habló de capitalizar las acciones que se emprendieron ante la pandemia del Covid-19.

Estableció que se tiene que buscar también, el “mejorar los sistemas alimentarios con calidad y atender la parte social, en pos de una vida saludable para la gente, principalmente la del campo, enfatizó ante delegados de países de América Latina y El Caribe”.

Enfatizó que en la coyuntura de la pandemia, en momento de garantizar una vida digna dentro de los territorios rurales, lo que debe ser de alta prioridad para los gobiernos de la región de América Latina y El Caribe.

Subrayó el lograr mayor coordinación regional para cumplir con los grandes retos de garantizar la seguridad alimentaria y la mejora de la calidad de vida de las comunidades rurales, ante el actual marco de incertidumbre y vulnerabilidad.

Ante el presidente de la Conferencia y Ministro de Agricultura y Ganadería de Ecuador, Pedro Álava González, y el subdirector general de la FAO y representante regional para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué Sacristán, el titular de la Sader, señaló la importancia de que las tierras de cultivo también sean espacios de vida digna.

Villalobos Arámbula señaló que en la etapa de la pandemia, en México las medidas de precaución se conciliaron con las del sector primario y agroindustrial.

“En México, la política agroalimentaria tiene como principal objetivo alcanzar la autosuficiencia alimentaria, fortalecer al campo para lograr un sistema agroalimentario justo, saludable y sustentable, además de incrementar la productividad de los cultivos, sanos e inocuos, el manejo responsable del suelo y agua y el acompañamiento a los productores de pequeña escala”, remató. (Redacción MEXICAMPO).