Ciudad de México, 9 de mayo.- Observadores de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), y el Departamento de Estado de la Unión Americana, verificaron que no es comparable el programa de protección de tortugas marinas  entre ambos países.

Ante ello, el Departamento de Estado publicó en el Registro Federal, el retiro de México de la certificación para la exportación de camarón en alta mar de México.

De las visitas de los observadores estadunidenses se determinaron ciertas observaciones relacionadas con deficiencias en la instrumentación de la NOM de Dispositivos Excluidores de Tortuga (DET), en alrededor de 106 redes observadas.

​Para recuperar lo antes posible esta certificación, el gobierno de México, a través de las autoridades competentes, ha emprendido acciones preventivas y correctivas, tales como cursos de capacitación y seguimiento a los procedimientos de calificación de infracciones, a la par de un programa más agresivo de inspección y vigilancia.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), destacó que de conformidad con la información proporcionada por los exportadores mexicanos, la mayor parte del camarón con red de arrastre fue exportado a Estados Unidos.

“Durante el tiempo que dure la suspensión de la certificación, que coincide con la veda de esta especie, no se podrá exportar bajo ningún motivo camarón de red de arrastre hasta que sea recuperada la certificación”, precisó la dependencia.

La Sader junto con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Marina, iniciaron se indicó, acciones preventivas y correctivas, tales como cursos de capacitación y seguimiento a los procedimientos de calificación de infracciones.

“Por la permanente comunicación con el gobierno de Estados Unidos, México trabaja en la solventación de estas observaciones conjuntamente con el sector, lo que va a la par con un programa más agresivo de inspección y vigilancia”.

Sader precisó que se tiene la disposición de la autoridad estadounidense de regresar la citada certificación tan pronto como sea posible, y para ello se requerirá solicitar una visita de verificación al inicio de la temporada para que se pueda llevar a cabo la recertificación.

Al interior de la Conapesca, se realizan los controles que permitan seguir exportando camarón que no haya sido capturado con redes de arrastre y con (DET), para no parar el proceso de exportación, además se notificó a las oficinas de pesca sobre la suspensión para que no se valide ningún formato con camarón con red de arrastre.

“Como parte del proceso a seguir, será fundamental transmitir al gobierno de Estados Unidos, a más tardar en el mes de agosto, el plan de acción con toda la evidencia documental de las acciones llevadas a cabo por el gobierno de México”.

Cuando se determine el inicio de la temporada, se deberá notificar a las autoridades estadunidenses las fechas preliminares para realizar la visita. Para ello es totalmente indispensable que la Conapesca, la Profepa y la Semar, realicen las verificaciones previas correspondientes buscando asegurar que todo se encuentre en adecuadas condiciones para la verificación.

Los puertos que prioritariamente serán revisados son: Mazatlán, Puerto Peñasco, Tampico y Campeche, de acuerdo con la información preliminar del Gobierno de Estados Unidos.

Las visitas de verificación que se realizaron por parte de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), y el Departamento de Estado de Estados Unidos fueron: 18 al 22 de noviembre de 2019, Mazatlán, Sinaloa, y San Blas, Nayarit; 25 al 27 de febrero de 2020, Puerto Chiapas y Salinas Cruz; 27 al 29 de octubre de 2020 Puerto Peñasco, Sonora; 24 al 31 de enero de 2021 Tampico, Tamaulipas; Lerma, Campeche; y Puerto Juárez, Quintana Roo.

Las exportaciones totales anuales de camarón a Estados Unidos alcanzaron 30,000 toneladas en 2019, con valor de 300 millones de dólares. De este volumen, de mayo a septiembre se exportaron 6,000 toneladas. (Redacción MEXICAMPO).