Ciudad de México, 9 de mayo.- Se disipa el temor de productores del centro, noroeste, noreste y occidente con el promedio anual de siembra de 12 millones de hectáreas de granos básicos, por la sequía que vive el país, ante el anuncio de la llegada anticipada de la primera tormenta tropical Andres, de la temporada 2021 en el Océano Pacífico.

La Comisión Nacional del Agua, informó que a menos de una semana de que inicie estadísticamente la Temporada de Ciclones Tropicales 2021, este domingo se desarrolló anticipadamente la tormenta tropical Andres, en el océano Pacífico, al suroeste de las costas de Michoacán.

Este sistema, subrayó, incrementará la probabilidad de lluvias en el occidente, centro y sur de la República Mexicana y ocasionará lluvias puntuales muy fuertes (de 50.1 a 75.0 milímetros) en Guanajuato y Michoacán, y fuertes (de 25.1 a 50.0 milímetros) en Colima y Jalisco, las cuales serán con descargas eléctricas y posible granizo.

Este domingo se formó la Depresión Tropical Uno-E y en el transcurso de la mañana se intensificó a la tormenta tropical Andres. A las 10:00 horas, tiempo del centro de México, se localizó aproximadamente a 665 kilómetros (kilómetros) al suroeste de Punta San Telmo, Michoacán, y a 1,000 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur. Tiene vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora, rachas de 85 kilómetros y se desplaza hacia el noroeste a 9 km/h.

De esta forma, se pronostican lluvias puntuales fuertes en regiones de Chiapas, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Tlaxcala.

Se esperan lluvias con intervalos de chubascos (de 5.1 a 25.0 milímetros) en Aguascalientes, Hidalgo, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz y el oriente y sur de Zacatecas, así como lluvias aisladas (de 0.1 a 5.0 milímetros) en Coahuila, Nayarit, Quintana Roo y Tabasco.

Vientos fuertes con rachas de 60 a 70 km/h, se estiman para el norte del Golfo de California, con tolvaneras en el norte de Nuevo León y Tamaulipas; de 50 a 60 km/h en Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán, y con posibles tolvaneras en Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.

Posibles descargas eléctricas se pronostican para Aguascalientes, Chiapas, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Tlaxcala.

Condiciones para la caída de granizo se prevén en Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Tamaulipas.

Las condiciones mencionadas serán generadas por una línea seca y un canal de baja presión localizados en el noreste del territorio nacional, canales de baja presión extendidos en diversas regiones del país y el flujo de humedad proveniente de los océanos.

Las temperaturas máximas de 40 a 45 grados Celsius se pronostican para Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Yucatán, y de 35 a 40 grados Celsius en Baja California, Campeche, Chiapas, Colima, el suroeste del Estado de México, Guerrero, el norte de Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, el norte de Puebla, el norte de Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Veracruz.

En lo que va del año, las presas del país destinadas a la agricultura, están a niveles de entre el 20 y 30 por ciento, casi al límite de su nivel mínimo de conservación. Los depósitos de agua del subsuelo igualmente han llegado a su límite de extracción.

Estas condiciones son adversas para la práctica de la agricultura y ganadería, de la industria y los servicios. Aunque disminuye la preocupación en el campo mexicano por la sequía, el crédito para pequeños y medianos productores de maíz, frijol, trigo y arroz, base de la alimentación en México. (Redacción MEXICAMPO).