En un comunicado conjunto, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la de Salud , aclararon que el virus AH1N1 que afecta a las personas no tiene relación epidemiológica con el que circula en animales domésticos y silvestres.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, (SENASICA), órgano desconcentrado de la SAGARPA,  descartó las sospechas asociadas de que el virus AH1N1 que afecta a las persona se haya presentado en cerdos, aves o ninguna otra especie pecuaria e informó que  actualmente en el territorio nacional no se han presentado casos o sospechas asociadas a este virus en cerdos, aves, ni en otras especies pecuarias.

Asimismo el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) dependiente de la Secretaría de Salud dijo que ha tipificado las cepas circulantes, sin que se haya detectado ninguna mutación que indique algún origen animal en las mismas distinto al que ha venido circulando desde hace varios años entre los humanos y reiteró que NO está actualmente asociado a ninguna otra especie animal.

Por su parte, explicó que las sospechas clínicas de enfermedades respiratorias agudas en animales, son investigadas oportunamente, para lo cual cuenta con una red de laboratorios oficiales que con técnicas actualizadas de diagnóstico convencionales y moleculares, son capaces de diferenciar el virus tipo AH1N1 humano del tipo AH1N1 endémico en las especies animales.

El órgano desconcentrado de la SAGARPA indicó que también se llevan a cabo trabajos de secuenciación y estudios filogenéticos para determinar homologías, mutaciones así como intercambios de materiales genéticos entre virus.

Dijo que con el propósito de detectar en forma temprana virus de alta patogenicidad que pudiera tener implicaciones sanitarias en las diversas especies animales, se tiene programas de permanente vigilancia que se llevan a cabo en coordinación con la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para monitorear los virus de influenza en aves silvestres migratorias y residentes que pudieran relacionarse con animales domésticos.

 Por otro lado, señaló que en coordinación con el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) de la Secretaría de Salud están en marcha protocolos de investigación encaminados a compartir aislamientos virales de influenza en animales para estudios filogenéticos y de epidemiología molecular a fin de determinar interacciones genéticas entre virus animales y humanos.

 La temporada de influenza estacional 2015-16 está causada por tres cepas de influenza humana la AH3N2, la AH1N1 y la tipo B. Estas variedades no tienen en la actualidad ningún vínculo con las cepas de origen porcino o de alguna otra especia animal.