Para aumentar la productividad y competitividad del sector algodonero, la FAO apoyará al gobierno peruano a través de una iniciativa de Cooperación Sur-Sur, que promueve el intercambio de experiencias y conocimientos entre instituciones peruanas y de Brasil.

Entre los objetivos de esta iniciativa figuran; promover el desarrollo de los agricultores familiares productores de algodón en Perú, aumentar la productividad, mejorar la calidad del producto y promover el incremento de los ingresos y de las condiciones de vida en el campo.

La iniciativa de Cooperación Sur-Sur se realiza entre el gobierno de Brasil, representado por la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) y el gobierno de Perú, que se ejecutará durante los próximos tres años.

Según el Representante de la FAO en Perú, John Preissing, el sector algodonero es casi completamente de agricultura familiar, ya que más del 90% de los productores de todo el país siembran algodón en menos de cinco hectáreas.

Son socios en el proyecto de “Fortalecimiento del Sector Algodonero Peruano mediante la mejora de la competitividad de los sistemas de producción de la agricultura familiar” el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) y la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI).

Por la contraparte brasileña están la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) y la Asociación Brasileña de Productores de Algodón (Abrapa).

Competitividad

Según la FAO, el problema del sector algodonero en Perú no es de demanda, sino de oferta, ya que en el país, la demanda es de más de 100 mil toneladas de algodón y solo entre el 28% y el 30% de ella se logra cubrir con la producción nacional, según datos de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

Este proyecto de Cooperación Sur-Sur no sólo atenderá el reto de aumentar la productividad, sino que apunta también a mejorar la calidad del algodón peruano para apoyar en la competitividad del sector.

Además se promoverán acciones de desarrollo de herramientas de planificación y prospección que permitan definir cuáles son las potencialidades del algodón peruano en los mercados nacionales e internacionales.

En ese sentido, el proyecto incluye actividades destinadas a transferencia de tecnología y modernización del sector algodonero, fortalecimiento de la organización, planificación y coordinación entre los actores de la cadena del algodón, adopción de buenas prácticas agrícolas como el uso de semilla certificada y capacitación de extensionistas, investigadores y técnicos agrarios.

“Este proyecto representa un marco referencial para la Cooperación Sur-Sur trilateral en lo cual Brasil, FAO y Perú trabajarán de manera conjunta, sumando sus conocimientos y experiencias; y se enmarca en el trabajo que la FAO viene ejecutando junto a los países para la superación de la pobreza rural y la seguridad alimentaria”, señala Adriana Gregolin, coordinadora regional del proyecto por la FAO.

El Representante de la FAO en el Perú, John Preissing, enfatizó la importancia y el compromiso de la FAO para fortalecer la cooperación entre países que comparten desafíos similares en su lucha contra el hambre. (Gestión)