24 junio, 2024

Ciudad de México, 30 de enero.- En el 2020 la economía mexicana tuvo su mayor caída en nueve décadas, de acuerdo al informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el valor de los bienes y servicios generados en el país (Producto Interno Bruto, PIB), se desplomó 8.5 por ciento el año pasado.

De acuerdo al INEGI, es el segundo tropiezo anual consecutivo, después de la caída de 0.1 por ciento en 2019, y la pandemia del coronavirus fue factor determinante, el peor para un año desde 1932, cuando se desplomó 14.8 por ciento.

Pese a ello, el retroceso fue menos pronunciado de la pronosticado, cuando se anticiparon retrocesos que variaban de 10, 12 y hasta por ciento.

El INEGI reveló que el último trimestre del 2020 en comparación con el del 2019, el PIB hiló seis trimestres consecutivos con caídas anuales, algo que no se veía desde 1982 a 1983, lo que da cuenta que no solo el coronavirus llevó a la baja el PIB de México.

Nuestro país y el resto del mundo implementaron el confinamiento social, con lo cual diversos negocios cerraron de manera temporal, lo que afectó el ingreso de la población, y en muchos casos la pérdida de empleos.

Para el primer trimestre del 2021 es de esperar que se presente una caída del PIB en su comparación anual, con lo que hilaría siete trimestres consecutivos de retroceso, nunca visto en la historia de la economía mexicana.

El sector primario, fue el único con crecimiento, que alcanzó un avance durante el 2020, fue el que mostró mejor resiliencia al impacto del Covid-19, ya que fue considerado dentro de las actividades esenciales desde el inicio de la pandemia, por lo que no cerró.

Así, la actividad primaria mostró un crecimiento anual de 2.0 por ciento en el 2020. En contraste, en el sector secundario influyó el comportamiento de las actividades industriales, que aportan alrededor de 32 por ciento del PIB, y de ellas, las que están más vinculadas con la economía de Estados Unidos, que destinó 8 de cada 10 dólares en las exportaciones mexicanas.

Sin embargo, el rubro industrial tuvo una contracción de 10.2 por ciento, mientras que el sector terciario, su contracción fue de 7.9 por ciento.

De acuerdo a información del INEGI, como antecedente de fuertes contracciones en la economía está la observada en 1995, cuando el PIB cayó 6.3 por ciento, y la de 2009, provocada por la crisis financiera global, con un retroceso de 5.3 por ciento. (Redacción MEXICAMPO).

About The Author