Ciudad de México, 2 de junio.- Mientras que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), destaca el apoyo del gobierno federal a los productores para garantizar el abasto de leche, la Profeco informó que detectó irregularidades en un estudio de calidad de 17 leches y tres productos lácteos que se venden en el mercado nacional,

La Procuraduría Federal del Consumidor, efectuó el estudio en el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, donde analizó 20 productos, 17 de ellos leches (dos parcialmente descremadas, tres parcialmente descremadas/deslactosadas, tres semidescremadas/deslactosadas, una semidescremada y ocho enteras). También incluyó tres productos lácteos combinados, que se elaboran a partir de caseína (proteína propia de la leche).

La instancia federal precisó que la marca Los 19 Hermanos, no es leche y trae menos contenido del declarado en su etiqueta.

Asimismo, se encontró, que dos productos de la marca Lala no cumplen con la norma por el proceso no regulado de eliminación de lactosa. Su densidad y contenidos de sólidos no grasos no son los mínimos requeridos por la NOM-155-SCFI-2012, por lo que la incumplen.

Los productos en mención son los siguientes: LALA 100 FRESCA sin lactosa, DESLACTOSADA. Leche semidescremada, deslactosada, ultrafiltrada, pasteurizada, adicionada con vitaminas A y D. Reducida en grasa (México) 1 litro.

LALA 100 FRESCA sin lactosa LOW CARB -30%, LIGHT. Leche semidescremada, deslactosada, ultrafiltrada, pasteurizada, adicionada con vitaminas A y D. Reducida en grasa (México) 1 litro.

“En general, todas las leches y productos lácteos analizados cumplen en calidad sanitaria, así como con el contenido de caseína conforme a las normas de referencia.

“No cumple con el contenido neto: Leche Querétaro, Leche entera pasteurizada, adicionada con vitaminas A y D (México) 1.892 l. Tuvo hasta 75 ml menos del contenido declarado”.

En cada producto, indicó Profeso, se verificó información comercial, que la leche y los productos lácteos combinados cumplan con lo indicado en las normas oficiales correspondientes; que cumplieran con el contenido neto declarado y nutrimentos como proteína, grasa, carbohidratos y aporte calórico (kcal); además de la calidad sanitaria.

“Entre otras consideraciones, se recomienda identificar si es leche o producto lácteo, toda vez que hay diferencias nutrimentales importantes. También se debe revisar que el producto que se adquiere se encuentre dentro de la fecha de caducidad.

Recuerde que los productos pasteurizados requieren refrigeración para su conservación, independientemente si han sido abiertos o no”.

Cabe señalar que los productos que no cumplen con las Normas Oficiales pueden ser sujetos a medidas precautorias, y sus proveedores a requerimientos y en su caso a procedimientos por infracciones a la Ley. El resultado del estudio puede consultarse en la dirección electrónica: https://issuu.com/profeco/docs/revistadelconsumidor544junio2022

Por su parte, el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, al asistir al Congreso de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), al mencionar que el lácteo, es de los productos considerados dentro del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), en la actual administración sexenal, se incrementó el precio de garantía del lácteo, de 9.20 pesos a 10 pesos, en beneficio de productores de pequeña y mediana escala.

Dijo que se han tomado acciones, en conjunto con productores e industria, para aumentar la productividad y competitividad del sector.

“El principal objetivo es incrementar la producción primaria para proveer de alimentos básicos a la población, en especial la más vulnerable, y donde la leche es uno de los productos considerados dentro del PACIC.

Villalobos Arámbula anunció que se trabaja en la creación de 10 Centros de Acopio de Leche más, para pequeños productores ganaderos, que serán operados por Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), a través de Liconsa, para lo cual se cuenta con el respaldo de todos los actores del sector.

El presidente de Femeleche, Vicente Gómez Cobo, resaltó el interés del gobierno federal en la producción de leche, importante actividad para la economía y de alto impacto social, que se refleja en alrededor de 50,000 unidades de producción que generan arraigo en el campo mexicano.

“Hoy en día, el sector lechero nacional vive un escenario complejo, con alza en los costos de producción debido al incremento en el precio de los granos, alta volatilidad en los mercados internacionales, rezago en el precio real del producto y disminución del hato ganadero”.

Destacó que el consumo de leche en el país aumentó a 110 litros per cápita, pero se ubica aún por debajo de los 180 litros recomendados por organizaciones internacionales, para lo cual es necesario el acceso a créditos y manejo de genética animal que impulsen la productividad, calidad y preferencia en los mercados.

La presidenta de la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, María del Refugio Camarena Jáuregui, expuso la importancia de evaluar en perspectiva las cadenas productivas y de valor, así como promover el consumo de este alimento por su composición nutricional y beneficios en la salud de las personas.

“En México se producen al año alrededor de 700 millones de litros de leche con la participación de casi 250,000 productores de pequeña escala (poseedores de entre 30 a 50 cabezas de ganado).

Los representantes de RJO’Brien, Arturo Ochoa y Celina Mesquida, hablaron sobre las condiciones del mercado con el alza en los precios de granos, combustibles, fertilizantes y materias primas.

Señalaron que entre febrero y marzo del presente año, el precio de la tonelada de trigo subió 200 dólares y el de maíz 80 dólares, a consecuencia del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Estadísticas del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) de la Secretaría de Agricultura. reportan que en 2021, la producción nacional de leche de vaca fue de 13,239.779 toneladas, lo que representó un aumento de 2.3 por ciento con respecto a las 12,943.123 toneladas de un año atrás.

La Sader convocó a la industria, a impulsar el consumo del lácteo y productos derivados entre la población mexicana. Las principales entidades productoras son: Jalisco, Coahuila, Durango, y Chihuahua.

Agricultura destacó que la participación del lácteo en la producción nacional pecuaria es de 54.8 por ciento, con un consumo per cápita de 124.3 litros, que si bien ha ido en constante aumento, aún se encuentra por debajo de los niveles recomendados.

La dependencia federal señaló que se debe fortalecer la cadena de valor, desde la producción primaria de la leche, hasta el diseño de nuevos productos que satisfagan las demandas de los consumidores.

Indicó que es necesario impulsar la investigación científica y mejorar el uso de los recursos naturales para aminorar los impactos ambientales, por lo que es necesario desarrollar sistemas de producción más eficientes y de menor huella ecológica.

“Se deben cerrar las brechas entre sur-sureste y centro-norte del país, pues aunque el primero tiene alto potencial productivo, no ha sido detonado y los productores de esta región han sido poco estimulados para dedicarse a la producción de leche”.

Los productos lácteos, incluido el queso y el yogur, son ricos en nutrientes esenciales que apoyan la buena salud ósea, proveen de proteína necesaria para los músculos, ayudan a incrementar los niveles de energía y a tener una mente activa, por lo que es imprescindible que todos los mexicanos tengan acceso a ellos.

Agricultura dijo que se impulsa el desarrollo de los productores de leche de pequeña y mediana escala, con apoyo técnico que impacta en mayor productividad y rentabilidad, lo que incide en la disminución de las importaciones. (Redacción MEXICAMPO).