Ciudad de México, 18 de febrero.- La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), firmaron un convenio de colaboración para desarrollar diversos proyectos, para avanzar en el Plan de Justicia para el Pueblo Yaqui de Sonora y garantizar el acceso de 50 comunidades al agua potable.

En el 2021 la Sedatu ejerce inversión por 300 millones de pesos en la ejecución de obras en la red intraurbana, tanques elevados y en la red de distribución de agua potable y alcantarillado en 18 comunidades del Pueblo Yaqui; además de los proyectos de espacio público y equipamiento urbano que realiza a través del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU).

Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu, resaltó la importancia del suministro de agua en la planeación y desarrollo urbano en asentamientos humanos, pues consideró que es el elemento que puede detonar la prosperidad y crecimiento de las ciudades.

“Una adecuada planeación urbana se tiene que empezar a gestionar tomando como base dónde sí y dónde no se debe de urbanizar y cómo podemos proveer de mejores mecanismos para garantizar el acceso al agua potable a las comunidades, asentamientos humanos, ciudades y poblados”.

“Solamente con trabajo colaborativo de las distintas dependencias de los tres órdenes de gobierno es como podremos abatir el rezago en materia de servicios básicos que tenemos a nivel nacional”, explicó.

Además de la colaboración en Sonora, la Sedatu y Conagua realizarán proyectos conjuntos en la Bahía de Acapulco y en diversos municipios de Tabasco.

A su vez, la titular de Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, destacó que la colaboración con Sedatu ha permitido avanzar en la atención de las necesidades de la población, como el suministro de agua potable en Tabasco, el saneamiento de la Bahía de Acapulco y saldar la deuda histórica que se tiene con el pueblo Yaqui.

Señaló que esta firma de convenios motiva a trabajar de manera más colaborativa e intensificar los trabajos proactivos que se realizan lo que permitirá atender en tiempo récord gran número de necesidades sociales.

“La coordinación entre Conagua y Sedatu es estratégica ya que mientras la primera tiene la responsabilidad de abastecer de agua y saneamiento en bloque, la Sedatu apoya a los municipios y a los estados con el fin de que hagan llegar estos mismos servicios a la población”, afirmó Jiménez Cisneros.

Precisó que el tema del agua para el Pueblo Yaqui es una de las grandes necesidades, “con cada paso que damos, con cada convenio firmado, nos acercamos a cumplir la palabra del presidente Andrés Manuel López Obrador, de atender a quienes hasta hoy habían sido marginados”, destacó.

Daniel Fajardo Ortiz, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, destacó que “es un acto de reivindicación histórica con el Pueblo Yaqui. Con la firma de este convenio vamos a trabajar en un proyecto para que en dos años logre resolver el tema de agua potable para las comunidades del Pueblo Yaqui en beneficio de 50 comunidades que alojan a la mayoría de la población, con una inversión de más de 2,000 millones de pesos”.

Con la firma del convenio se formalizó la entrega del proyecto ejecutivo para el Pueblo Yaqui, elaborado por la Conagua, con el cual la Sedatu trabajará. (Redacción MEXICAMPO).