León, Gto., 28 de abril.- El aumento en el precio de los insumos, así como presupuestos y apoyos insuficientes al campo, han afectado la estabilidad y permanencia de los productores lecheros del país, consideró Vicente Gómez Cobo, presidente de la Federación Mexicana de Lechería.

En la inauguración del VII Encuentro Nacional de Lechería, que se lleva a cabo en esta ciudad, Gómez Cobo advirtió que “si no se invierte en el campo, la producción de leche no va a ser suficiente”.

Sostuvo que es un reto complejo, que se necesita repensar los presupuestos del gobierno para poder producir más, y destacó la importancia de escuchar y generar ideas y propuestas para promover políticas públicas con las que se logre una actividad lechera y una cadena de valor viable para beneficio del país.

Aseguró que en el foro habrá propuestas concretas para 250 mil productores de leche, la mayoría de pequeña escala y cumplir sus demandas de financiamiento suficiente y accesible, esquemas de capacitación y mayor integración.

El presidente de CANILEC, Mariano Salceda Servín de la Mora, señaló que, mientras el precio al productor ha aumentado en 22 por ciento, por parte de Liconsa, y hasta 25-40 por ciento en el resto del mercado, algunos insumos se han incrementado hasta 80 por ciento en los últimos cuatro años, como es el caso del maíz y la soya.

Por su parte Salvador Fernández Rivera, coordinador general de Desarrollo Rural de la Secretaría de Desarrollo Rural (Sader), recordó que México produce más de 12,500 millones de litros al año, generando una economía de 85,000 millones de pesos.

“Si queremos avanzar hacia la autosuficiencia, el sector se puede fortalecer en cuatro áreas de oportunidad: mejorar de manera sostenible la eficiencia a lo largo de la cadena productiva, así como la producción primaria a través de la alimentación y salud del ganado, con alternativas innovadoras que reduzcan la dependencia de granos”.

Habló de la necesidad de cerrar brechas entre oportunidades e inequidad económica que se observan entre la región sur-sureste y el resto del país.

Fernández Rivera reconoció que es necesario redoblar esfuerzos a nivel federal para lograr un comercio mundial más equitativo y con reglas más claras, evitando subsidios que dañan a la industria lechera nacional, así como fortalecer el consumo de leche y productos lácteos.

En este VII Foro Nacional de Lechería, participan pequeños, medianos y grandes productores de 24 estados del país y representantes de las consejerías agropecuarias de las embajadas de Argentina, Australia, Canadá, Chile y España.

El funcionario estableció que el sector es un área de oportunidad, para el sector agroindustrial el sur-sureste, es una región con alto potencial productivo, recursos naturales y genética bovina.

Sostuvo que una prioridad es la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, mejorar la salud del ganado y reducir la dependencia de las importaciones de granos.

Mencionó que productores, industria y autoridades trabajan para lograr un comercio mundial más equitativo y competido, con reglas claras, además de impulsar el consumo de leche en el país, con información y campañas de difusión que destaquen los beneficios a la salud de los productos lácteos.

A su vez, el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, destacó que la industria de la leche es pieza clave para alcanzar la seguridad agroalimentaria.

Informó que en la actualidad 86 unidades de producción de leche de bovina tienen la certificación de Buenas Prácticas, en entidades como: Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Querétaro, Tamaulipas Tlaxcala y Zacatecas. (Redacción MEXICAMPO).