Año con año el pueblo de San Pedro Actopan se viste de fiesta para celebrar su ya tradicional Feria del Mole, donde se le rinde tributo y homenaje a uno de los platillos más famosos de nuestra exquisita comida mexicana y cuyo reconocimiento va más allá de nuestras fronteras.

El mole es sin temor  equivocarnos, uno de los platillos mexicanos que mayor cantidad variantes en su receta original tiene por las formas de combinar los ingredientes, podríamos decir que se ha reinventado una y otra vez. En cada una de los hogares mexicanos siempre habrá un ama de casa que sentencie: “Mi mole es el mejor”.

DSC4178

Anteriormente el mole tenía una identidad propia, quienes lo degustábamos sabíamos que era un platillo que sólo se podía comer en las bodas, XV años, bautizos, confirmaciones, etcétera. Con frecuencia solíamos decir: “Tengo antojo de comer mole poblano con una pieza de guajolote o  quiero unas enmoladas espolvoreadas con queso Cotija y sus aros de cebolla, o mejor aún, un buen plato de arroz acompañado mole y su ajonjolí de adorno”.

Comerlo implicaba todo un acontecimiento que necesariamente nos llevaba siempre con destino a algún pueblito cercano de nuestra ciudad o buscarlo en un buen restaurante donde lo  ofrecieran en su carta de alimentos.

Hoy en día podríamos decir  el mole se “democratizo” pues se dice que existen más de 50 variedades de mole en todo el país, lo podemos encontrar en todas sus presentaciones; rojo, negro, verde, amarillo, rojo, blanco, manchamantel, de olla, almendrado, adobo y pipían. Todos ellos resultado de la mezcla de chiles, semillas, chocolate, frutas, etc.

algunos ingredientes del mole molidos a metate
La tradición es que los ingredientes del mole, sean molidos en el metate

Los hay estilo Puebla, Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala, Morelos,  o simplemente es una mezcla de varios de los ingredientes que le ponen en estas estados. Aunque es importante aclarar que la auténtica receta del mole nació en Puebla.

Algunos historiadores sostienen que el mole se remonta a la época precolombina y que los aztecas preparaban para los grandes señores un platillo complejo llamado «mulli», que significa potaje o mezcla. El plato empleaba en sus primeras versiones carne de guajolote y chocolate. Otras versiones ubican el origen del mole poblano en el convento de Santa Rosa en la ciudad de Puebla,  cuando una monja molió diferentes chiles y otros condimentos juntos en un metate.

En San Pedro Actopan, en la Delegación Milpa Alta, sus habitantes preparan con meses de anticipación para celebrar esta festividad, toneladas de chiles; pasilla, ancho, mulato y mora, cascabel; cacahuates con ajonjolí; pasas, nuez y almendra; canela, almedras, pan tostado, tostadass, chocolate, canela, pimienta, piloncillo, piñones, avellanas, pepita, entre otros son dorados, molidos y combinados para tener listo el mole que habrán de ofrecer a los visitantes de esta atractiva festividad.

En San Pedro Actopan, donde esta festividad, nació hace ya 34 años, buscan preservar la tradición de un pueblo, mantener viva la cultura gastronómica de su gente  y promover este delicioso manjar a quienes lo visitan del exterior, el platillo más  elaborado y cuidadoso de toda la comida mexicana. Por ello les recomendamos asistir con el estómago vacío, ya que seguramente el probar tantas delicias, les requerirá hacer un pequeño sacrificio extra a su consumo habitual de alimentos.

manchamanteles

Si asistes con tu familia o amigos tendrás la posibilidad de elegir alguna de las opciones que te ofrecen los más de 40 restaurantes y entretenerte en los juegos y actividades culturales organizadas de manera simultánea en este espacio ferial donde podrás ver y comprar alguna de las artesanías de los estados de; Morelos, Puebla, Tlaxcala y Estado de México.

Participa en la XXXIX edición de la Feria Nacional del Mole 2015, la cual tendrá lugar del 3 al 25 de octubre. Prepara tus sentidos para vivir esta deliciosa experiencia gastronómica llena de sabores y olores que los transmitirán a la niñez, un conjunto de platos regionales, comidas inolvidables y toda la tradición resumida en un evento fenomenal.

San Pedro Actopam está ubicado en el kilómetro 17.5 de la carretera federal Xochimilco-Oaxtepec y pertenece a la Delegacional en Milpa Alta