La homologación en todo el país del salario mínimo en 70.10 pesos, representa una medida de tránsito hacia una mejora en la capacidad adquisitiva de los ciudadanos, pero no es suficiente ni es integral, afirmó la diputada Arlette Muñoz Cervantes (PAN).

“En medio de un panorama donde los precios al consumidor continúan con incrementos mensuales, no se atiende una línea de bienestar acorde a las necesidades reales de los ciudadanos y de la dinámica de precios que se vive día con día”, indicó la legisladora.

Señaló que la medida es bien recibida al interior de su bancada, pero destacó la urgencia de atender el tema de la desindexación del salario mínimo para evitar efectos contraproducentes en el pago de multas, derechos, hipotecas, seguros, créditos, etc., que golpearían directamente a la economía de los mexicanos.

Muñoz Cervantes aseguró que buscarán retomar la minuta sobre este tema, aprobada en diciembre de 2014 en la Cámara de Diputados y turnada al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

La diputada panista destacó que esto permitiría darle mayor cuerpo a la medida, para poder orientarla con un rumbo claro en la ruta del combate a la desigualdad y el fortalecimiento de la economía familiar.

Precisó que el establecimiento de un solo salario mínimo en todo el país contribuye a cerrar la brecha de desigualdad de ingresos.

Sin embargo, agregó, el incremento es fútil si se toma en cuenta que en los últimos dos años todos los instrumentos de evaluación de la política social en México indican un ensanchamiento de las cifras de pobreza, principalmente a causa de un deterioro en el nivel de ingreso de los mexicanos.

“En dos años la cifra de mexicanos con diversas carencias aumentó significativamente, de 53 pasamos a 55.3 millones de personas que viven en condiciones de pobreza y vulnerabilidad”, sostuvo.

También comentó que el Coneval y el INEGI indican que el ingreso promedio de los mexicanos es factor determinante para salir o mantenerse en esta línea de estratificación, por lo que el aumento de 4.2 por ciento al salario mínimo anunciado “es por desgracia insuficiente”.

Finalmente, Arlette Muñoz también dijo que en la comparecencia de mañana jueves del secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, en San Lázaro, los legisladores del PAN buscarán transmitir sus preocupaciones en torno a los síntomas negativos que muestra la economía en algunas vertientes.

“Se optará por un diálogo abierto y respetuoso con el titular de las finanzas del país, a fin de hacer una evaluación puntual y construir acuerdos valiosos en conjunto”.