Los transgénicos son cosa del pasado y la erradicación del hambre en el mundo no requiere de su uso para promover una agricultura familiar y sistemas alimentarios sustentables, sostuvo enfático, el presidente de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano Da Silva

Al dar a conocer los acuerdos alcanzados durante la Trigésima Cuarta Conferencia Regional de la FAO para América Latina y El Caribe, Graziano Da Silva calificó de obsoletos los transgénicos frente a las nuevas biotecnologías, que si bien dijo requieren de irse perfeccionando están basadas en las tecnologías tradicionales  y  los principios de la agroecología.

En conferencia de prensa, acompañado por titular de la SAGARPA y presidente de esta Conferencia, José Calzada Rovirosa, Graziano Da Silva  reiteró que en el combate al hambre que se encuentra  instalada en la región desde hace más de 500 años y que no se puede pensar en darle un golpe de muerte en tres años, comentó que esta se podrá erradicar con las nuevas biotecnologías y la revolución verde.

Expresó que por ahora el principal problema a resolver  es el de la mala nutrición, que ha generado una verdadera epidemia de obesidad entre la población infantil y que se tiene que atacar desde todos los frentes.

Graziano Da Silva señaló alertó sobre los efectos nocivos del cambio climático: “Nos hemos dado cuenta de que el futuro ya llegó y que estamos retrasados en muchos sentidos, el manejo de agua las enfermedades provocadas por las plagas y la multiplicación de insectos de alta resistencia que se aceleran con el incremento de la temperatura sobre todo en zonas tropicales.

Los acuerdos en los que se trabajará para alcanzar los objetivos trazados durante la conferencia destacan tres aspectos:

  • Consolidar los avances de erradicación del hambre y desnutrición
  • Promover la agricultura familiar y los sistemas alimentarios y el desarrollo sostenible
  • Fomentar el uso sostenibles de recursos naturales

Por su parte Calzada Rovirosa calificó la Conferencia como un gran evento en donde se paso de los compromisos de Milenio a los del desarrollo sustentable y se comprometió a seguir trabajando por  los objetivos fundamentales de la FAO del combate a la pobreza y erradicación del hambre.

Comentó que en la región se logró reducir el hambre de 14.7 por ciento en los años 90s al 5.5 por ciento en la actualidad, mientras que en  México la reducción fue de menos del cinco por ciento. Informó que como un punto de acuerdo entre los asistentes a la Conferencia si acordó apoyar a Haití, nación caribeña que vive en una crisis económica muy severa y que  padece serios problemas de alimentación.