DE NORTE A SUR

Guillermo Correa Bárcenas

  • Alimentarios, los programas con más reducción

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público cumplió con la entrega de su primer informe trimestral de este año a la Cámara de Diputados. En su análisis y sus comentarios, el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), del ámbito legislativo, destaca que no obstante el difícil ambiente internacional observado en el período la economía mexicana siguió registrando un crecimiento positivo. De acuerdo con la estimación del INEGI, éste fue de 2.5 % respecto al mismo trimestre de 2016, y se estima que llegará a 2.7 % en todo el año. Lo importante es que en este contexto destacan las actividades primarias o agropecuarias con un 6.9% de aumento, lo que significa dos veces y media más a  la tasa general. Y es que la industria nacional sólo creció el 0.2 %, en tanto que las terciarias, el comercio, lo hicieron en un 3.7 %.

En el apartado que se refiere a la actividad agropecuaria y su importancia, asienta que México tiene 121.6 millones de habitantes de los cuales 8.9 millones transforman bienes agropecuarios y pesqueros, 761 mil personas alimentan y cuidan el hato ganadero; 6.0 millones de personas preparan y cosechan la tierra, y 130 mil personas realizan capturas y crianza pesquera. A nivel mundial China tiene 500 millones de personas laborando en actividades agropecuarias y pesqueras, lo que coloca a ese país en el sitio número uno en ese aspecto. México ocupa el lugar 22. Un 45% de los trabajadores agropecuarios son subordinados y remunerados; 37.1% son trabajadores por cuenta propia; 12.6% son trabajadores sin pago y 5.3% son empleadores. En promedio, la participación de la mujer como empleadora es de un 19.7%.

De acuerdo con cifras de la SAGARPA al mes de marzo de 2017, los mayores volúmenes de producción en toneladas se presentaron en los siguientes productos: avena forrajera en verde (1,001,257), jitomate (552,561), tomate verde (201,947) fresa (131,742), cebolla (470,154), papa (332,701), sandía (257,408) y pepino (272,867). Asimismo, los precios de los principales productos agropecuarios aumentaron en promedio durante el trimestre, luego de registrar una recuperación a principios del año, derivada de los crecimientos registrados en los precios de los alimentos y bebidas, especialmente en los granos, atribuible a su vez al debilitamiento en la oferta de trigo en los Estados Unidos. No obstante, después de mantenerse relativamente estables en febrero, los precios disminuyeron en marzo, debido al pronóstico de mayores inventarios de trigo, maíz y soya ante una producción en Sudamérica superior a la esperada.

Por lo que toca a la inflación anual de los productos agropecuarios en el país, ésta paso del 4.15% al 1.02% de diciembre de 2016 a marzo de 2017, debido a la disminución en el precio de las frutas y verduras en un 3.30%, especialmente la cebolla y el jitomate, así como un aumento de 3.71% en los productos pecuarios menor al 4.06% registrado en diciembre de 2016. Dentro de la Balanza Comercial durante enero-marzo de 2017, destacan las exportaciones agropecuarias al ser las únicas mercancías de la Balanza Comercial que registran un signo positivo del 4.3 % anual. Los aumentos más importantes se presentan en la exportación de miel (159.0%), Maíz (156.0%), Algodón (53.7%), frijol (77.0% ), fresas frescas (43.1%, mangos (42.6% %), plátanos (36.3%) ,cítricos (37.3%), café (34.9%), aguacate (26.8% ) y pescados, crustáceos y moluscos (32.2%); Además, se redujo la exportación de otros cereales (72.7%), frijol (64.6%), garbanzo (59.2%), uvas y pasas (61.6%), tabaco (52.6%) y trigo (49.5%).

Al parecer todo es jauja y podría ser mejor pues las consideraciones del CEDRSSA señalan que el presupuesto del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable (PEC) registra un ajuste a la baja: de un aprobado por la Cámara de Diputados por 318,906.7 mdp, al mes de marzo 2017 se modifica a 305,793.9 mdp. Este ajuste hace que la diferencia entre el monto del proyecto de presupuesto del PEC 2017 enviado por el Ejecutivo Federal, con el presupuesto modificado del PEC al primer trimestre de 2017, sea 1,042.9 mdp, por lo que la ampliación aprobada por legislativo en el presupuesto del PEC para 2017 por 14,155.7 mdp, queda virtualmente anulada. El presupuesto del PEC modificado a marzo 2017 en relación con el aprobado se reduce en 13,112.8 mdp, es decir un 4.1% en términos nominales y un 5.7% en términos reales.

De acuerdo con el análisis, el único ramo con variación positiva en el presupuesto es el que tiene que ver con la SAGARPA. De hecho la reducción neta del PEC suma 13,112.8 mdp y entre los más afectados figuran: Salud con 7,960.8 mdp; SEDESOL con 2,927.3 mdp y SEP por 1,232.0 mdp. A su vez, los apartados productivos que registran reducción son: Infraestructura Rural con 324.1 mdp: Financiamiento Rural por 90.6 mdp, así como el Forestal y Protección al Ambiente por 86.5 mdp, en tanto que cuatro apartados: Agrario, Educación Agropecuaria, Agrícola y el de Sanidades, muestran ampliaciones por 129.7, 110.4, 39.2 y 36.9 mdp, respectivamente.

El documento del CEDSSA está contenido en 33 cuartillas, más otras 10 con anexos. Las abundantes gráficas dan cuenta de un sector agropecuario que va adelante y que ha colocado al México como una potencia agroalimentaria mundial. Sin embargo, entre los programas presupuestarios con más reducción se encuentran el de Sanidades, el Seguro Popular y los programas alimentarios. Los analistas del CDRSSA resaltan que es notoria la reducción en estos últimos, como PROSPERA Alimentación con 7.6 % menos; PROSPERA Desarrollo Social, también con 7.6 % de reducción y el Programa Alimentario con 8.7 % menor. Hay que tomar en cuenta que con una población en la que predomina la desigualdad y son mayoría los pobres, jamás se debe dejar de luchar con el hambre, que en un principio fue bandera del actual gobierno, por lo que coincidimos con el análisis en que el presupuesto para favorecer el acceso de los mexicanos a los alimentos en lugar de disminuir debe fortalecerse.

DESDE EL CENTRO

El Encuentro de Organizaciones Sociales de Canadá, Estados Unidos y México resolvió que ante la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), es necesario condenar este modelo porque ha afectado gravemente el desarrollo nacional, siendo contrario a los intereses de los pueblos, del medio ambiente y de los sistemas democráticos. Además, los tratados de libre comercio han fracasado políticamente por no haber cumplido con las promesas y expectativas de prosperidad anunciadas para los trabajadores del campo y la ciudad, detonando una severa crisis social… Con los comicios del próximo domingo terminará la incertidumbre de 2017, pero de inmediato comenzará por la elección presidencial de 2018.

[email protected]