El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) presentó al Comité Técnico Operativo los avances del primer semestre del año del Programa de Fomento de Capacidades para impulsar el desarrollo de la agricultura en el Caribe y Centroamérica, en el que se informó que durante su segunda fase se han capacitado a 243 participantes de 21 países, 7 de ellos de Centroamérica y 14 países del Caribe.

Franklin Marin, Coordinador del Centro para la promoción de capacidades técnicas y liderazgo del IICA, presentó los avances del programa a los miembros del comité técnico operativo integrado por representantes de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXID), de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

En la reunión participaron Gloria Abraham, representante del IICA en México; Bruno Figueroa y Karen Aspuru de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Fernando Valderrabano y Jaime Clemente Hernández, de Sagarpa, entre otros.

En su exposición Marin mencionó que la segunda etapa incluye a Centroamérica en los programas de capacitación y al planteamiento original se integraron cursos virtuales de capacitación, diplomados y seminarios internacionales para mejorar con la profesionalización de los recursos humanos, la productividad y competitividad de la agricultura de las naciones participantes.

El programa se desprende del convenio de colaboración de cooperación técnica firmado el pasado 29 de abril en el estado de Yucatán, en el marco de la III Cumbre México-Comunidad del Caribe (CARICOM), entre la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA)y el IICA .

En los cursos de capacitación participan productores de Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Costa Rica, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, República Dominicana,  San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, Suriname y Trinidad y Tobago.

 

Este programa sumado al  Programa de Becas en el que también participa el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), permitirá a productores generar procesos de innovación tecnológica que coadyuven a incrementar la productividad y competitividad de la agricultura en Centroamérica y el Caribe.

Los cursos son impartidos por instituciones académicas y de investigación mexicanas y dependencias federales como son el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Colegio de Posgraduados  (Colpos) a través de su Campus Córdoba, Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH), el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) Irapuato y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie).

El Senasica impartió el curso sobre “Inspección fitosanitaria y animal en puertos, aeropuertos y fronteras” a participantes de Centroamérica y el Caribe; Colpos Córdoba digirió “Introducción al Turismo Rural” en Haití; y el CICY  “Propagación in vitro de plantas tropicales” a países del Caribe en el Campus de la Universidad de West Indies en Trinidad y Tobago.

La UACH ofreció el curso sobre “Inseminación artificial de ganado ovino y ovejas Blackbelly” dirigido a Barbados; el Cinvestav el de “Aplicación de la biotecnología en la agricultura” para el Caribe y Centroamérica en su campus de Irapuato y el CATIE a través de sus programas virtuales colaboró con el diplomado sobre Cambio Climático también para participantes centroamericanos y caribeños.

También como parte del programa se imparte la maestría en Seguridad Alimentaria a través de la Universidad Abierta y a Distancia de México (UANDM), en coordinación con el IICA y la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL), en su modalidad en línea.

Con ello se buscan aportaciones al reto mundial de alcanzar la seguridad alimentaria a través de especialistas que investiguen, formulen políticas públicas y participen en la toma de decisiones en la materia.