Por: Yolanda Hernández Escorcia 

Ciudad de México a 13 de marzo del 2017.- La industria azucarera pedirá al gobierno de México la aplicación de una ley espejo,  para evitar la entrada de un millón 300 mil toneladas de   fructuosa al país, provenientes del vecino país del norte,  en caso de que el gobierno de Estados Unidos decida gravar a la azúcar mexicana, informó Juan Cortina Gallardo,  presidente de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera (CNIAA).

En conferencia de prensa, Cortina Gallardo señaló que existen todos los elementos para  llegar a un buen acuerdo comercial, que se benéfico para ambos países,  y se mantenga el intercambio de edulcorantes; sin embargo advirtió: «Si ellos nos cierran el mercado al azúcar, nosotros  les cerraremos el de la fructuosa «.

Aseguró que en ese sentido EU llevaría todas las de perder porque por las condiciones propias de la  fructuosa, que facilmente se descompone, el envío al mercado mexicano se tiene que dar  justo a tiempo (just in time),  y se requiere de una red de logística muy amplia y eficiente que en un máximo de tres días entregue el producto que se transporta en trenes o camiones muy especializados. En ese sentido la ventaja que tienen ellos es que México es su vecino y transportarla a otros países sería muy complicado.

Comentó que habrá que esperar hasta el próximo primero de mayo para conocer las nuevas condiciones que pondrá el gobierno americano para proteger a sus productores, ya que en las tres revisiones anteriores de los Acuerdos de Suspensión, ellos siempre han buscado «empujar» para obtener algo mejor. «Es como estar en una resbaladilla, donde  en cada negociación van ganando más y más terreno», añadió.

La industria mexicana ha cumplido al cien por ciento con todos las condiciones que le han puesto y esta lista para avanzar, pero si nos tratan de imponer que una situación de que nos volvamos proveedores  de sus refinerías, no lo vamos a permitir, porque eso sería llegar a un mal acuerdo», sentenció.

Reiteró, «México importa de EU un millón 300 mil toneladas de fructuosa al año, ese millón evidentemente afecta a todos los productores de maíz que votaron por Trump, estas plantas de fructuosa de Cargyl,  ADM, y pues sino tienen donde mandarla,  van a tener que cerrar y ahí si se está hablando de la perdida de muchísimo empleos».

La semana pasada ante la suspensión sorpresiva de las exportaciones de azúcar mexicana, por haber alcanzado un límite temporal,  que afectó el envío de más de cien mil toneladas del producto al mercado estadounidense,  los Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo y de Comercio de EU, Wilburt Ross se reunieron en Washington donde acordaron retomar las negociaciones  y alcanzar una solución viable para las industrias.

Cortina Gallardo consideró que se necesitan reglas claras y a largo plazo para el comercio del azúcar, pues no se puede estar a cada rato negociando de acuerdo a los intereses del monopolio estadounidense,  que siempre han estado entorpeciendo el acuerdo.

México le vende a Estados Unidos un millón 164 mil toneladas anuales. Actualmente su producción es de 6 millones 100 mil toneladas, de las cuales 4.4 millones son destinadas a abastecer el consumo nacional, el cual se encuentra garantizado y el excedente de 1600 mil toneladas se destinan a la exportación en el mercado estadounidense, Europa y Asia.