Alrededor de 19 mil trabajadores agrícolas mexicanos, reclutados para ir a los campos de Canadá bajo el programa de Trabajadores Agrícolas Temporales, no cuentan con garantías para la protección de sus derechos humanos y laborales denunció la diputada, Modesta Fuentes Alonso del Partido Movimiento de Regeneración Nacional.

Explicó que según el informe 2015 de The United Food y Commercial Workers Canadá (UFCW), nuestros connacionales son vulnerables a la explotación debido a la discriminación legislativa y reglamentaria.

Indicó que durante la última década, el personal de UFCW, ha documentado agravios contra trabajadores migrantes agrícolas en relación con el tiempo no remunerado en el trabajo, las condiciones de vida, de labores peligrosas, y repatriación arbitraria.

Por lo anterior, la legisladora presentó un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), a realizar las acciones necesarias con el objeto de garantizar los derechos laborales de los trabajadores migrantes mexicanos en Canadá.

jornaleros1

De igual forma con el fin de que se observe por este país lo estipulado en el Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo, relativo a la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación.

El documento precisa que de acuerdo con la última información del National Household Survey (NHS, por sus siglas en inglés), en el 2011 el número total de inmigrantes mexicanos en Canadá fue de 96 mil 055 personas, equivalente al 1.4 por ciento de los 6.8 millones aproximados de inmigrantes de diversas nacionalidades que ingresaron a ese país en ese mismo año, los cuales no están considerados como trabajadores agrícolas temporales.

 Fuentes Alonso señaló que en la última década estos trabajadores del campo han denunciado ante diferentes medios los agravios de los que son objeto, así como reiterado la demanda de respetar sus derechos laborales.

Asimismo, han exigido que se realicen las inspecciones de salud y seguridad obligatorias de las viviendas en que habitan y se observe la libre asociación sindical y negociación colectiva.

Los trabajadores agrícolas demandan permisos de trabajo abiertos y acceso a la residencia permanente, además de un trato justo y equitativo, agregó la diputada.

Advirtió que nuestros connacionales temen perder el trabajo si denuncian los abusos laborales de los que son objeto en las mesas de negociación anuales entre México y Canadá, en las que hay una representación de los trabajadores.

“Con este tipo de contrataciones temporales se facilita el abuso y la explotación, además de que el trabajo agrícola es uno de los más peligrosos e insalubres”, afirmó Fuentes Alonso.