NUEVA YORK, N.Y., 22 de marzo.- En ocasión hoy del Día Mundial del Agua, bajo el lema “Se el cambio”, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, lazó el mensaje de aliento a las personas en todo el mundo a tomar medidas en sus propias vidas para cambiar la forma en que usan, consumen y gestionan el agua.

“Se debe resaltar lo que significa el agua para las personas, su verdadero valor y cómo podemos proteger mejor este recurso vital. El agua tiene un valor profundo y complejo. No hay aspecto del desarrollo sostenible que no dependa fundamentalmente de ella”.

El agua es sinónimo de protección. Un ciclo del agua bien gestionado, que englobe el agua potable, el saneamiento, la higiene, las aguas residuales, la gobernanza transfronteriza, el medio ambiente y otros aspectos, significa una defensa contra la enfermedad y la indignidad y una respuesta a los desafíos que plantean un clima cambiante y la creciente demanda en todo el planeta.

“Queremos recabar y comprender el mayor número posible de puntos de vista, de forma que los responsables de la toma de decisiones estén mejor informados y equipados para salvaguardar este derecho humano para todas las personas y todos los fines”.

De seguir al ritmo actual, no podremos garantizar que de aquí a 2030, todo el mundo tenga acceso al agua y el saneamiento, como se establece en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6. Aun cuando se han registrado progresos, sería necesario cuadruplicar los avances actuales para lograr el acceso universal al agua.

La ya crónica falta de inversión en agua y saneamiento perjudica a una cantidad ingente de personas. Esto es inaceptable.

La declaración conjunta firmada por 160 países durante la reunión de alto nivel de las Naciones Unidas sobre el agua, celebrada el 18 de marzo, es motivo de aliento. A través de ella se ha demostrado el fuerte compromiso con la promoción de todos los aspectos relacionados con el agua de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En este Día Mundial del Agua, comprometámonos a intensificar los esfuerzos para valorar de verdad el agua, de modo que todos podamos tener acceso equitativo a tan preciado recurso.

Acelerar el cambio

El Día Mundial del Agua es una oportunidad única en la vida para unir esfuerzos favor del agua y acelerar juntos los avances en esta esfera.

Los problemas que se encuentran a lo largo del ciclo del agua están socavando el progreso en los principales conflictos planetarios: desde la salud hasta el hambre, desde la igualdad de género a los trabajos, pasando por la educación, la industria, los desastres naturales y la falta de paz.

En 2015, el mundo se comprometió con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6 como parte de la Agenda 2030: la promesa de que todos tendrían agua y saneamiento gestionados de forma segura para 2030.

Al día de hoy, nos encontramos muy lejos de conseguirlo. Miles de millones de personas e innumerables escuelas, empresas, centros de salud, granjas y fábricas se ven restringidas porque aún no se han cumplido sus derechos humanos al agua y al saneamiento.

Existe una necesidad urgente de acelerar el cambio, de ir más allá del “sigamos como hasta ahora”.

La falta de agua afecta a todos, por lo que se necesita que todos tomemos medidas. La campaña global «Sé el cambio», estas promesas de individuos y comunidades contribuirán a una Agenda de Acción del Agua que contará también con los compromisos a mayor escala de gobiernos, empresas, organizaciones, instituciones y coaliciones.

CONFERENCIA DE LA ONU SOBRE EL AGUA 2023

Sin duda este 2023 es el año de adquirir compromisos con respecto al uso del agua y su saneamiento. Y es que la celebración de este día mundial coincide con el arranque de la Conferencia de la ONU sobre el Agua 2023 (22-24 de marzo, Nueva York).

La conferencia será una oportunidad única para buscar soluciones a la crisis actual del agua y el saneamiento.

Los gobiernos y toda la sociedad interesada en el tema se unirán en este evento para asumir compromisos voluntarios que aceleren el progreso en el ODS 6 (Agua limpia y saneamiento), y otras metas relacionadas con el agua acordadas internacionalmente.

Serán precisamente estos compromisos los que formen la llamada Agenda de Acción del Agua, un plan rápido y transformador en el que también puede estar reflejada tu acción individual.

Con esta sugerente e inspiradora historia, la ONU nos invita a unirnos en favor de nuestros recursos hídricos y a trabajar juntos para proteger el agua. Y, además, nos interpela: “Sé el cambio”. Un lema que nos anima a tomar medidas y a cambiar la forma en que usamos, consumimos y gestionamos el agua, apuntó el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas. (Redacción MEXICAMPO).