Ciudad de México, 9 de febrero de 2021.- El Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus) –instancia sectorizada de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu)- impulsa la creación de un área natural protegida en el polígono Centauro de la Frontera, donde se encuentra el Cerro de la Pirinola, en el municipio de Nogales, Sonora.

José Alfonso Iracheta Carroll, director general del instituto recordó que en 2010, el municipio de Nogales, Sonora, solicitó a la entonces Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett) -hoy Insus- la adquisición de tres parcelas en régimen de propiedad de dominio pleno que habían formado parte del Ejido Centauro de la Frontera, con una superficie de 166.66 hectáreas cada una, para un total de 500 hectáreas.

Dicha solicitud se realizó en el marco del programa de la Corett para la “adquisición y enajenación de suelo y reservas territoriales prioritarias para el desarrollo urbano y la vivienda”.

La solicitud del municipio de Nogales se concretó en un Convenio de Ejecución con la Corett y la compraventa de las parcelas referidas, ambos hechos ocurridos en agosto de 2010, cuando la Corett adquirió las parcelas para impulsar el proyecto propuesto por el municipio sonorense.

Sin embargo, a partir de la compraventa y por diversos factores, el proyecto nunca se llevó a cabo, generando un adeudo del municipio de Nogales con la dependencia federal.

El director general destacó que para no ocasionar un quebranto a las finanzas locales y a solicitud de la autoridad municipal de Nogales, el Insus accedió a no ejercer el cobro de una deuda por 53.8 millones de pesos (mdp), reduciendo el adeudo a 37.6 mdp correspondiente al capital y las actualizaciones de ley.

Adicionalmente, a petición de la autoridad municipal, el Insus aceptó el establecimiento de un plan de pago a tres años.

El director general del Insus explicó que el polígono del Centauro de la Frontera no es apto para el desarrollo urbano y reiteró que “es importante señalar que la Política Nacional de Suelo establece criterios muy claros relacionados con la contención de la expansión urbana y con el cuidado del ambiente”.

Por lo tanto, el predio se destinará a uso ambiental no urbano y no al destino que se había planteado en su origen.

En este contexto, el Insus, en coordinación con el gobierno municipal de Nogales, acordaron impulsar la constitución de un parque natural que podría tomar la forma de un área natural protegida que garantice la conservación de un espacio de alto valor ambiental e identitario de la ciudadanía nogalense.

En la actualidad, el cabildo de Nogales explora las posibilidades para robustecer los mecanismos y constituir un área protegida en el Centauro de la Frontera, en beneficio de los ciudadanos de la comunidad y de las generaciones venideras. (Redacción MEXICAMPO).