Ciudad de México, 25 de enero.- México tiene especialistas de probada formación que llevan a cabo actividades de conservación de Áreas Naturales Protegidas, protección de especies silvestres, y aprovechamiento de recursos naturales, entre muchas más, con  mérito suficiente para ser reconocida su labor este 25 de enero con  la celebración del Día Nacional del Biólogo.

Los profesionales de la Biología, se enfocan además, al estudio de los procesos hereditarios, la diversidad de los seres vivos, el desarrollo de los organismos y las relaciones entre estos y su ambiente, con participación cercana con la medicina en investigaciones en áreas como: cáncer, biología del desarrollo, toxicología genética, aprovechamiento de la medicina tradicional e investigación forense, en sí se encargan de estudiar en su complejidad a los seres vivos.

El Día del Biólogo se festeja en México cada 25 de enero, desde 1961, año en que científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon el Colegio de Biólogos de México. Es por ello que este 2022 se conmemoran 61 años de esta celebración que debe importar a toda la población, ya que es un tema que involucra el universo en el que vivimos.

A la sociedad en general son necesarios los biólogos y biólogas para la elaboración y gestión de proyectos nacionales vinculados con el conocimiento de la biodiversidad, el inventario de los recursos bióticos, el uso sostenido de los recursos naturales y el control de plagas.

BIÓLOGOS FAMOSOS MEXICANOS

Alfonso L. Herrera, fundador del Zoológico de Chapultepec; Arturo Gómez Pompa quien fue de las primeras voces en denunciar la destrucción de la selva tropical; Gonzalo Haffter, fundador del Instituto de Ecología (INECOL) y Alfredo Barrera, fundador del Consejo Nacional para la Enseñanza de la Biología y el Museo de Historia Natural de la Ciudad de México, así como Elia Bravo, fundadora del Jardín Botánico de la UNAM.

Los profesionales de la biología, estudian los seres vivos de manera integral, desde el nivel molecular hasta como integrantes de los ecosistemas, con el fin de conocer su estructura, función, diversidad, origen, evolución e interrelaciones, y su marco conceptual se basa en la teoría de la evolución y los conocimientos fundamentales del origen, la evolución y las funciones de los organismos vivos.

En el sistema escolarizado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la carrera de licenciado en biología abarca ocho semestres. Para estudiarla es necesario que las y los aspirantes, además de haber cursado el Área Químico Biológica en el bachillerato, tengan conocimientos básicos de matemáticas, física, química y biología.

Su vocación se refleja en su interés por la vida y sus diversas manifestaciones, capacidad para observar y explicar procesos biológicos, generar conocimiento al resolver problemas del área; interés por la investigación de los procesos que ocurren en los seres vivos y en los ecosistemas, aptitud para realizar trabajo de campo en diferentes ambientes, memoria visual y destreza manual para realizar actividades de precisión.

Su curiosidad científica lleva a estos y estas profesionistas a explorar investigaciones realizadas por expertos de un sinnúmero de áreas, por lo que les es necesario también el conocimiento básico de idiomas extranjeros, en especial del inglés, y también requieren disponer de tiempo completo para realizar viajes cortos fuera de la ciudad, habilidad manual para el manejo de instrumentos y equipos diversos y facilidad para integrarse al trabajo en equipo.

Aunque cada vez es más necesaria la participación de estos profesionistas, la carrera de biología no se ubica entre las más demandadas de la UNAM. Para el ciclo escolar 2017-2018 un total de 6,434 aspirantes intentaron ingresar a esta licenciatura en la Facultad de Ciencias, pero de cada cinco de ellos y ellas ingresó uno. Del alumnado de primer ingreso 61 por ciento son mujeres y 39 por ciento hombres.

Es interesante saber que de los y las 121,787 profesionistas de la biología y la bioquímica que a finales de 2020 registró la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social-INEGI, el 40.4 por son varones y el 59.1 por ciento mujeres.

El campo y mercado de trabajo de biólogas y biólogos incluye centros e institutos de investigación nacionales relacionados con la medicina o la química, o bien, la docencia en distintas instituciones educativas de nivel medio superior y básico.

El sector privado requiere de su labor, lo mismo en empresas que manejan o transforman recursos biológicos, como la alimentaria y la farmacéutica, que en las dedicadas a la evaluación del impacto ambiental, a la prevención y control de la contaminación ambiental, y en la rehabilitación de los ecosistemas.

Las y los estudiantes que quieran formar fuera de la UNAM pueden presentar examen para inscribirse en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN o en la Universidad Autónoma Metropolitana, unidades Iztapalapa y Xochimilco, en la capital del país, y la Universidad Simón Bolívar de la Ciudad de México es otra opción. Asimismo, universidades del Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Sinaloa, Sonora, Veracruz y Yucatán imparten la carrera.

¡Enhorabuena por el Día del Biólogo y la Bióloga! (Redacción MEXICAMPO).