13 junio, 2024

Autlán de Navarro, Jal., 19 de febrero.- El incremento en el precio del gas LP, gasolinas y diésel a inicios de año, así como el problema del suministro de gas natural, para la generación de electricidad en el noroeste del país, ha puesto en evidencia el rezago de México, para la producción de etanol, energético que puede contribuir a evitar a la salida de divisas por la importación de combustibles fósiles, además de ser biocombustible.

Ante ello, la diputada federal Mónica Almeida López, exhortó a través de un Punto de Acuerdo en la Cámara de Diputados, a la Comisión Reguladora de Energía (CRE), a iniciar el procedimiento ordinario para la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016 conforme a las reglas y formalidades establecidas en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

Ello, a efecto de que se discuta en forma plural, con la mayor información científica posible y mediante la participación ciudadana, así como en observancia al principio de precaución ambiental y a las obligaciones internacionales que ha contraído el Estado Mexicano para reducir sus emisiones de gas invernadero,  respetar, proteger y tutelar el medio ambiente sano, para aumentar los niveles máximos de etanol permitidos en las gasolinas, tomando como base el Informe del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), denominado, “Evaluación de gasolina E10 en automotores”.

“Es urgente resolver la modificación y actualización de la norma, pero además lograr que las diferentes instancias energéticas de México generen protocolos claros para lograr que el país transite a una “Democracia Energética,” que invierta más en el uso y desarrollo de energías renovables y biocombustibles como el etanol”.

Menciona que el estudio de referencia, es la base técnica más sólida que tienen las autoridades, para avanzar en materia de transición y soberanía energética, destacando que al implementar el etanol como oxigenante de gasolinas, se dejará de importar el MTBE que es más contaminante y cancerígeno, para impulsar el desarrollo del etanol que se obtiene de materias primas del campo como el maíz y la caña de azúcar, reactivando así la economía rural.

La perredista comentó, que en la actualidad, por omisión, judicialización, así como por intereses políticos se ha frenado el desarrollo de biocombustibles y se encuentra entrampado, ya que la ola de amparos y criterios emanados por las autoridades judiciales, tienen frenada la ampliación que se había autorizado, de incrementar los porcentajes de etanol en las gasolinas, pero además mencionó que existe la necesidad de reformular la norma oficial que lo regula.

Trasciende que después de que en octubre de 2018 el IMP, avaló como oxigenante al 10 por ciento de etanol en gasolinas, derivó en una modificación a la NOM-016-CRE-2016, que anteriormente admitía su uso en solo un 5.8 por ciento logrando así un panorama prospero en la producción de dicho oxigenante, en consecuencia para el 2019 se decretó la inconstitucionalidad de la misma debido a que se llevó a cabo de forma unilateral y sumaria, es decir por razones de procedimiento y forma.

Esto dejo sin efectos dicha ampliación, lo cual derivó en un paro e incertidumbre en importación, producción y almacenamiento de dicho oxigenante, pero trasciende que se deberá realizar la iniciación del procedimiento de la norma referida para que a través de expertos en el tema se configure la regulación idónea de los oxigenantes y calidad de las gasolinas.

La representante popular, destacó que esta situación que actualmente se mantiene en el limbo, mermando así el avance para lograr una oportunidad económica y energética. (Redacción MEXICAMPO).

About The Author