A pesar de que el sector lácteo mexicano no logró que la leche quedara fuera del Acuerdo Transpacífico de Cooperación  Económica (TPP, por su siglas en inglés), los acuerdos alcanzados establecen condiciones razonables, ya que lo incluido en dicho acuerdo es equivalente al volumen de productos que ya se viene importando, particularmente de Nueva Zelandia y Australia. 

Ante esta situación, Gobierno Federal hizo el compromiso con la Comisión Ejecutiva Bovinos Leche de implementar un programa de fortalecimiento de la cadena, particularmente de las micro y pequeñas empresas de los eslabones de la producción primaria y de la transformación, considerando que estos serían los más sensibles ante el posible incremento de las importaciones. 

El MVZ Salvador Álvarez Morán, Vocal Ejecutivo de la Comisión Bovinos Leche y Presidente del Gremio de Productores Lecheros detalló que se estaba trabajando, tanto con la SAGARPA como con la Secretaría de Economía, en un paquete de acciones que lleven, en el muy corto plazo, al fortalecimiento de los productores de leche, en forma especial a los pequeños que integran el 96% de los productores de leche del país. 

El dirigente ganadero ofreció la ponencia magistral «Desarrollo y Situación Económica de la Producción de Leche de Bovino en México» en el marco del Foro Nacional de Lechería, a la que asistieron funcionarios federales, diputados, senadores y dirigentes ganaderos y de la industria del sector lácteo. 

LecheMexicoImport

Señaló que la actividad lechera en México tiene futuro y que se puede reducir la brecha que existe entre lo que los ganaderos lecheros producen y lo que la población demanda, que es en estos momentos del 31%, siempre y cuando se cuente con una política de Estado que ubique al sector lechero como una prioridad en el desarrollo agropecuario y en la seguridad alimentaria del país. 

El también Representante No Gubernamental del Sistema Producto Leche, se pronunció por que se lleven acciones más firmes para ordenar el mercado de los lácteos, para lo cual no sólo se requieren Normas Oficiales Mexicanas sino también que se lleve a cabo un programa sistemático y permanente de vigilancia de las mismas. Además, señalo la necesidad de promover una articulación efectiva de los eslabones de la cadena para cual era urgente contar con un padrón confiable no sólo de los productores de leche sino también de las empresas que elaboran productos lácteos, ya que se tiene certeza del destino de las importaciones sólo con el 40% de las empresas. 

Álvarez Morán explicó que es necesario implementar un programa nacional de desarrollo de pequeños y medianos productores que incluyan apoyos para infraestructura, capacitación y asistencia técnica, acopio y comercialización, calidad de la leche, sanidad animal y aspectos productivos. 

También dijo que es indispensable que la micro y pequeña empresa que capta y transforma leche, cuente con apoyos para que los productos que elaboran sean inocuos y con calidad, especialmente los considerados artesanales o regionales, en aspectos como infraestructura y equipo, capacitación y asistencia técnica, etiquetado, comercialización y denominaciones de origen de productos regionales y artesanales. 

Comentó que un tema importante es reposicionarla leche ante los consumidores, ya que existen muchos mitos y desinformación sobre este alimento tan valioso por su aporte nutricional para niños y jóvenes, sin embargo enfatizó la necesidad de modificar políticas públicas que, sin el soporte adecuado, están afectando al sector, citando en forma particular el hecho de que los programas sociales que apoyan con leche a las familias que menos tienen, se haga con leche descremada.   

En su ponencia ofreció algunos datos estadísticos y dijo que la producción de leche  es de alrededor de 11 mil 130 millones de litros, de los cuales el 37 por ciento lo aportan los estados que presentan condiciones de clima árido y semiárido, el 48 por ciento los que se encuentran en zonas templadas y el 15 por ciento en las zonas tropicales; estos últimos, dijo, tienen un gran potencial para poder aumentar su producción.