Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) suspendió actividades y clausuró un predio ubicado en el Área Natural Protegida, Parque Nacional Cañón del Sumidero, en el estado de Chiapas, por la afectación de vegetación forestal en una superficie de 7 mil 051 hectáreas con maquinaria pesada.
La Delegación de la PROFEPA en el estado, informó que derivado de una visita de inspección en materia de Impacto ambiental y otra forestal, se estableció que el inspeccionado, no contaba con las autorizaciones en materia de impacto ambiental para realizar obras dentro de Áreas Naturales Protegidas (ANP) y cambio de uso de suelo en terrenos forestales, que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
Durante las visitas de inspección, personal de esta Procuraduría adscrita al estado de Chiapas constató la remoción de vegetación inducida y de selva baja caducifolia dentro de un ANP, donde pretenden construir un fraccionamiento habitacional y carecen de las autorizaciones correspondientes.
Asimismo se observó que para realizar dichas obras, el inspeccionado ejecutó la apertura de calles y avenidas ocasionando daño a la vegetación forestal de la zona. Por las irregularidades detectadas se determinó imponer, en materia forestal, la medida de seguridad “Suspensión Total Temporal” de actividades y sé colocó una lona con la leyenda de “SUSPENDIDO”.
Ambas acciones se tomaron a fin de evitar que se continúe con la remoción de la vegetación forestal sin las autorizaciones correspondientes y se sigan causando daños al ambiente.
En este contexto la PROFEPA dará inicio a dos procedimientos administrativos para determinar la posible responsabilidad del propietario del predio, georreferenciado en las coordenadas geográficas 16° 47´ 50.56” de Latitud Norte y 93° 07´ 49.37”de Longitud Oeste, en el municipio de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.